Viviana Figueredo, tras Lomana, también se corta con el machete