Edmundo, sobre Laura Matamoros: “Por la boca muere el pez”