Dani Rovira: “El traje y el bigote son las dos cosas más delicadas de la peli”