Ramón Serrano Súñer: "Pobrecita Carmen, qué vida tan dura ha llevado"