Sonia Castedo: "Imputar a una persona cuesta un recorte de periódico"