J. Mariñas: "El plasma en su habitación, ¿trato de favor o regalo de los Reyes Magos?"