Marta tiene una fuerte discusión con su padre tras confesarle que Ewan era un soplón