Carme Chaparro, testigo del "infierno" de Marta: "Acabé en una silla de ruedas, con un vértigo que me duró cuatro meses"