Hablamos con una española afincada en Windsor: "Hay cámaras en todo el pueblo y saben lo que hacemos las 24 horas"