Anastacia, fuente de admiración y fuerza para Belén, una luchadora con cáncer de mama