La herencia de Franco: 600 millones de euros