La falta de personal, la posible causa de que no se activarán las alertas en Mallorca