Sardá defiende que las mujeres puedan tener hijos independientemente del procedimiento