Paz consigue cambiar su carta de amor a Luisma por un chiste de gatitos