¡Flores y color! Mari se olvida de su rutina del negro