Vicky se siente como una reina y vuelve a sonreír después de años olvidada de sí misma