María Gómez responde a quienes tachan de exagerada su denuncia del machismo durante el Mundial