Mascherano es queda en el túnel de vestuarios para seguir viendo el partido