Un contratiempo podría poner en peligro el millonario y oscuro negocio de Joao y Paul