Problemas para los Espada: ¡Nico no está muerto!