El sangriento enfrentamiento entre los hombres de Joao y los de José acaba con dos muertos