La llegada de Bretón a los juzgados