Miguel Ricart, seguido por los mossos