El rey, de viaje de negocios