Cristina es abogada y habla cuatro idiomas pero trabaja como dependienta