Joana vivió un año sin luz, con cuatro niños y un sueldo de 440€