El caso Arandina podría dar un giro: declara ante el juez la víctima, familiares y la psicopedagoga