Las hijas de Rosa desmontan su versión: “Se estuvieron gritando y cuando volvió estaba llena de sangre”