La Seguridad Social recupera la cota de los 19 millones de afiliados