Los investigadores del crimen de Ardines buscan el arma homicida junto al primo detenido