La brutal afonía de Joaquín Prat: "Hoy no voy a poder, ¿eh?"