El pequeño comercio se desploma en Cataluña: “Los políticos no piensan en nosotros”