Álvaro Muñoz Escassi, indignado con la periodista Paloma García Pelayo