Los hijos de los Duques de Palma ya están en Barcelona