Irene, toda una madraza con el pequeño Francisco y su sobrino Alberto