El complejo turístico Tel-Bel en Tenerife: de paraíso a pesadilla para más de 7 000 vecinos