Interior pacta con la Generalitat catalana la "neutralidad" en los espacios públicos