Así funcionaba la trama corrupta de Palma