El portero de un local en Benidorm denuncia que sufrió abusos policiales