El Parlamento de Navarra incluye "juegos eróticos infantiles" en su programa educativo