Una reclusa de Brieva asegura que un funcionario le quitó la ropa a la fuerza