Una reclusa de Brieva se quedó embarazada de uno de los funcionarios acusados de abusos sexuales