El autor de la patada en la Diagonal de Barcelona podría ir a la cárcel