Miquel Roca, abogado de la Infanta: "No tengo ninguna sensación, ni buena ni mala"