Chiclana del Segura, un pueblo con casi pleno empleo