El neerlandés, el mayor problemas para los adultos