Lydia Lozano se marca un chuminero el 'AR'