Obdulia: "Bretón murmuró que era la última vez que los veía"