La venganza, esa la razón por la que Bretón mató a sus hijos, según el escrito de defensa