Ruth y José, once meses de búsqueda